No todo puede estar bajo control

Hace dos días salí a correr. La ruta es agradable, pero tiene un problema: hay dos puentes levadizos que se levantan cuando cruza un barco. A mí se me hace importante correr sin parar. La posibilidad de que se abrieran los puentes afectaría mi tiempo. No todo puede estar bajo control, pero sí deseaba una carrera sin interrupciones.

Mi primera sorpresa fue ver que el puente se levantaba. Estaba lejos. Seguramente llegaría cuando ya se hubiera bajado, pero no fue así. Un yate grande cruzó, después otro. Era toda una fila de barcos esperando a cruzar. Me hicieron perder tres minutos.

Cuando finalmente pude continuar, ya no era lo mismo: había perdido el ritmo. Estaba enojado, pero me duró poco. El incidente hizo que empezara a maquinar el tema de esta entrada del blog. Seguí corriendo y, como podrán adivinar, el otro puente también estaba levantado. Este me hizo perder cuatro minutos. Volví a perder el ritmo. Ni hablar: no todo puede estar bajo control.

control de videojuego
Hay que tomar el control de la vida

El uso inteligente de la energía

Al final de cada día, hago un recuento de las cosas que me molestaron o angustiaron. La conclusión siempre es la misma: me preocupo por asuntos que están completamente fuera de mi control. Pierdo gran parte de mi valioso tiempo preocupándome de manera innecesaria. Es un desperdicio. Es mejor concentrarse en lo que realmente se puede cambiar o solucionar.

A todo ese tiempo y energía perdidos  se les puede dar mejor uso. Hay que ser fuertes y olvidarse de las cosas que pasan en el mundo y sobre las que no tenemos influencia alguna. Hay que concentrarse en lo que sí se puede controlar.

El resultado de esto es una gran cantidad de tiempo (y energía) disponible. A este se le pude dar mejor uso, como solucionar problemas verdaderos, crear algo nuevo, jugar con los niños o disfrutar de un rico café.

¿Todo bajo control?

baño
Algunas cosas sí se deben controlar

Esta pregunta es muy importante. Ayuda a ver la vida desde una perspectiva diferente. Nos hace luchar por las causas justas y no por las perdidas. Nos libera y nos lleva a lugares nuevos y diferentes.

La respuesta, sorprendentemente, es que no todo puede estar bajo control. A veces tenemos miedo o nos sentimos amenazados por las decisiones de otros. No hay nada que hacer por nuestra parte, pero de todos modos actuamos con miedo y caemos en su juego. Es cuando empezamos a quejarnos, discutir y criticar.

Hay que olvidar lo que está fuera de control. Suena fácil pero no lo es, lo sé. Pero es un esfuerzo que vale la pena. La liberación que sentimos cuando nos damos cuenta de que no todo tiene solución y que es mejor dejarlo, es un triunfo personal.

Es extremadamente sencillo

Habiendo entendido que no todo puede estar bajo control, hay que hacerse dos preguntas simples:

  1. ¿Está en mis manos la solución?
  2. ¿Puedo hacer algo para evitarlo?

Si la respuesta a la primera es negativa, hay que pasar a la segunda. A veces no es posible solucionar los problemas, pero sí se puede darles la vuelta, evitarlos o encontrar alternativas.

Si la respuesta a la segunda pregunta es también no, nos encontramos frente a un problema imaginario. Es hora de olvidar el asunto y pasar a lo siguiente.

Los resultados son inmediatos y sorprendentes. Este método simplifica la vida de manera automática. A pesar de que a veces hay problemas que parecen de vida o muerte, el saber que no están bajo nuestro control, nos libera.

No todo puede estar bajo control

Debemos saber de antemano qué luchas hay que librar. Para qué ir a una batalla que está perdida de antemano. Es mejor guardar las energías para lo que sí tiene solución. Al tomar esta decisión, la mitad de la guerra está ganada.

Ejemplos y posibles soluciones:

  • arroyo artificial
    Es mejor dejar que la vida fluya

    No depende de mí quién me gobierna. Claro que puedo dar mi voto, pero no es seguro que haga mucha diferencia. La solución es hacer las cosas por mi cuenta, sin depender de las decisiones de otros.

  • El precio del bitcoin, del dólar, las fluctuaciones del mercado de valores y muchas otras cosas están completamente fuera de mi control. Hay que aprovechar los malos tiempos para invertir, y los buenos para cosechar.
  • Por ser humano, sé que me voy a equivocar. Hay que mitigar la posibilidad de que esos errores tengan resultados catastróficos. La solución es crear sistemas redundantes.
  • La vida me va a dar sorpresas amargas en los peores momentos. El universo no tiene piedad. Hay que estar preparado y tener planes alternativos.
  • Pero también va a haber oportunidades de oro. No todo puede estar bajo control. Ni siquiera lo positivo. Hay que estar listos para aprovechar esas raras oportunidades cuando lleguen.
  • Ver la misma noticia repetida constantemente es una pérdida de tiempo. Es importante enterarse de lo que pasa, pero sin obsesionarse. La solución es una dieta de información.
  • Los desastres naturales son inevitables. Tenerles miedo no lleva a nada. Hay que crear un plan de acción en caso de que sucedan. Mientras haya calma, hay que estar tranquilos.

Conclusión

Hacer a un lado lo que no se puede controlar nos quita un gran peso de encima. Las noches de insomnio terminan. Nos deja al mando del timón de nuestra vida. Solo hay que hacer dos preguntas cuando nos sintamos agobiados. Su respuesta nos pone frente a la realidad y nos ayuda a usar el tiempo y la energía de manera eficiente.

. . . Ayer también salí a correr. Tomé la misma ruta. Mi miedo era, nuevamente, perder tiempo por culpa de los puentes dando paso libre a los lentos barcos. Esta vez libré el primero.

puente levadizo
El responsable de mis enojos y angustias

Seguí corriendo. La sangre fluía por mi cerebro. La creatividad hizo presencia. El artículo del blog tomaba forma en mi mente. Hubo una revelación: no todo puede estar bajo control. Seguí corriendo con seguridad y rapidez. Me hice dos preguntas:

  • ¿Puedo decidir que no se abra el puente? No.
  • ¿Hay algo que pueda hacer para evitarlo? No: ninguna ruta rodeaba  al puente.

Me acercaba poco a poco. Todo se veía normal. Entonces vi el semáforo cambiando de verde a amarillo… y a rojo. Las barreras bajaron. Los autos, ciclistas y corredores pararon impacientemente. Yo todavía me encontraba a 100 metros. Tal vez lo lograría.

Pasaron más barcos que el día anterior. Esta vez la espera fue de cuatro minutos, pero no me enojé. No dependía de mí. Me puse feliz: había encontrado un tema para el artículo de hoy.

9 comentarios en “
No todo puede estar bajo control

  1. Es una lección que viene desde tiempos antiquísimos: “no podemos controlar todo” pero que, sin embargo, casi siempre hacemos caso omiso de ella. Lo de quién nos va a gobernar es un buen ejemplo. En México muchos temblamos por eso, pero no podemos controlarlo. Muy buen artículo, felicitaciones.

  2. Excelentes tus ideas pero, desafortunadamente para mí, algunas demasiado difíciles de concretar. Se me hace imposible aislarme de las noticias. En mi país no hay quien deje de leer y opinar sobre política y la costumbre no me ha abandonado en más de 50 años. Pienso que no me afecta demasiado enterarme de lo que ocurre en el país y en el mundo, pero quizás esté equivocada. Muy buen artículo y con buenísimas enseñanzas. Te felicito

  3. Bueno hay que see pro activos y no reactivos , el primero conciso con tigo mi Alex , es algo que tu puedes controlar o influenciar en ese hecho y reactivo es cuando por cosas fuera de nuestro control nos aqueja aflige preocupa etc, etc , así que ir a tratar de ser muy pro activos para así darle más sentido a nuestros días ,
    Hoy por hoy creo que en la política en mexico una forma de ser pro activo es tratar de ver muchas noticias de todas la corrientes para formarnos un criterio más sensato de lo que está pasando y poder dar un Voto más consciente , ayudará y seremos muy pro activos a México saludos

    1. Tienes razón, Carlos. Lo mejor es ver las noticias de todas las corrientes. Actualmente la información que recibimos en internet se filtra de acuerdo a nuestras preferencias, y siempre es necesario conocer todos los puntos de vista. De todas maneras, insisto en que no debemos de dedicarle todo el tiempo que los noticieros quieren.

  4. Tus blogs cada dia se convierten en mas como un libro para mi, aunque no estoy perfectamente al dia, me llegan en el momento mas adecuado. muchas gracias !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *