Unas merecidas vacaciones

El día de hoy el blog se está tomando unas merecidas vacaciones. Antes de que los amables lectores se asusten, me explicaré: como es evidente, estoy publicando el artículo de hoy martes normalmente (bueno: un poco tarde, pero eso se está volviendo la norma más que la excepción). La diferencia es que hoy escribiré de una forma más relajada.

¿Por qué?

Porque estoy de vacaciones. Hace apneas un mes y medio hice un recorrido de descubrimientos por la península de Baja California. En aquel viaje publiqué normalmente el blog y hasta me di cuenta de que no siempre las cosas salen como se planean. Pero esta vez las cosas son diferentes. Me explico:

río
Unas merecidas vacaciones en una bella ciudad que me ha impedido cumplir del todo con mis obligaciones de la escritura de este blog.

El efecto de las caminatas excesivas.

Aquella vez, tenía momentos de tranquilidad en los que la inspiración fluía. En ese período descubrí la importancia de la lectura y escritura. También relaté aquella aventura de casi dos mil kilómetros.

voladores
En contra de las leyes de la física

Hoy, en cambio, el viaje ha sido intenso. Toda la familia camina junta desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche. Ha sido muy agradable. Hemos visitado lugares excepcionales. Siempre hay pretexto para un buen café. Pero al final del día mi cerebro llega con pocas energías. También ha sido intenso. A este introvertido, darse paso entre multitudes, lo ha dejado exhausto.

Si eso no fuera suficiente, no he encontrado un momento de paz para que salgan las letras de mi alma. Esto me tenía muy preocupado esta mañana. Intenté despertar temprano para escribir y no pude. El cansancio me dejó pegado en la cama hasta que el bullicio me despertó. Decidí tomarme las cosas con calma, hacer los recorridos del día y, ya en la noche (ahora), vería qué hacer.

En busca del tema del día

El tema del día puede esperar. He decidido tomarme unas merecidas vacaciones. Durante toda la semana había ya decidido de qué hablaría hoy, pero no importa. Ya habrá tiempo la semana que viene.

El tema de hoy es, en cambio, la necesidad de descansar de vez en cuando. El cerebro también merece una semana de tranquilidad y hoy se la estoy otorgando. Para no hacerlo tan aburrido, espero compartir algunas fotos de Praga, una ciudad muy interesante, pero que en mi opinión tiene demasiados visitantes.

Praga de noche
El invierno hace que la noche prevalezca en las visitas, pero eso no ha sido impedimento para disfrutar.

Lejos del habitual formato

Hoy no estructuré el artículo de la manera habitual. Estoy más bien escribiendo las ideas tal y como salen de mi cabeza. Estoy cansado después de caminar todo el día. La televisión está encendida y se me dificulta poner en orden mi cabeza.

Pero aún así, sacando fuerzas de flaqueza, escribo un artículo que espero que sea agradable a los lectores. Desde el principio prometí que escribiría sobre lo que me venga en gana y hoy me estoy otorgando ese derecho.

tranvía
Espero no haber interrumpido el tranvía de mis pensamientos con esta pausa de una semana.

Unas merecidas vacaciones

¿Se puede sacar algo relevante de esto? Claro que sí. De vez en cuando es bueno darse un buen descanso. Aprovecho la época navideña para hacerlo. El mensaje que quiero transmitir hoy es que a veces hay tomarse las cosas con calma. Espero dar el ejemplo el día de hoy.

La semana que viene  todo regresará a la normalidad: el pánico, la desidia para escribir, correr como gallina sin cabeza para tomar las fotos del artículo. Todo lo que hace de esta actividad algo que me ayuda a salir de mi zona de confort, y que, al final, me causa gran satisfacción.

Feliz Navidad y un buen 2018

árblo de Navidad
Los mejores deseo de mi parte

Este es el artículo después de la Navidad, y el último del año 2017. El Blog de Alejandro aprovecha para desearles una Feliz Navidad y un excelente año 2018.

También aprovecho para agradecer el tiempo que se han tomado para leer mis artículos y expresar mi esperanza de que mis locas introspecciones hayan ayudado a alguien a ver la vida desde un punto de vista más positivo.

He leído con alegría todos y cada uno de los comentarios que he recibido. Los he contestado lo mejor que he podido. Agradezco infinitamente a los que han compartido los artículos en redes sociales. Esto ha logrado que el blog se extienda más allá del territorio que abarca mi grupo de familiares y amigos.

Conclusión

Muchas gracias y nos vemos en el 2018 (es decir: el próximo martes). Por lo pronto seguiré, durante los próximos días, tomándome unas merecidas vacaciones.

9 comentarios en “
Unas merecidas vacaciones

  1. Felicidades, por permitirte disfrutar tus vacaciones y ademas con tu hermosa familia. Y tambien muchas felicidades por la navidad en un lugar tan bonito. Y te deseo lo mejor para 2018, amor, paz,felicidad y prosperidad. Bendicipnespara y ti y a la familia. LOS AMO

  2. Merecidas vacaciones en un lugar excepcionalmente bello.
    Buen artículo y excelentes fotos. Un 2018 con salud y trabajo. Felicidades a toda la familia.

  3. ¡A disfrutar de esas bien ganadas vacaciones! Nos regalaste tu blog a tiempo, ahora a disfrutar de esa bella ciudad y a descansar.

  4. A buen cansancio, buenas vacaciones. Bien hecho de descansar haciendo adobes en Praga. Felizmente, hubo artículo esta semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *