La independencia financiera es alcanzable

“Bueno: Tenemos dónde vivir. Solo falta un ingreso fijo que dé para comer.” Tan sabio razonamiento salió de mi cabeza en el año 2003. La situación era difícil: acababa de perder mi trabajo. Afortunadamente, recibí una liquidación. Esto me dio oxígeno para respirar. Así fue posible liquidar una deuda grande: el departamento en que vivíamos, comprado el año anterior. Estaba a años luz de la independencia financiera. Sin embargo, su semilla estaba germinando.

Aparte de la liquidación, recibí una pequeña suma por un fondo de ahorro, parte de mis prestaciones. Inmediatamente pagué en su totalidad la hipoteca mencionada arriba viviendo, desde entonces, libre de deudas. Pero esto nos hizo enfrentar un problema serio: no sobraba mucho para la supervivencia de aquella pequeña y joven familia. En unos cuantos meses se acabaría el dinero. Había que actuar.

Me puse a pensar. Entendí inmediatamente que enfrentaba dos prioridades:

  • Buscar trabajo: dediqué todos los días de desempleo a mandar mi currículum y llenar solicitudes en donde fuera.
  • Crear una red de seguridad, consistente en dos propiedades:  una para vivir y otra para rentar y disfrutar de un pequeño ingreso de emergencia.

Ambos puntos se cumplieron, eventualmente. El segundo fue más difícil. . .

La independencia financiera según Alejandro

Winged vic mxc
Así es la independencia: dorada y triunfante (imagen de Wikipedia).
Al planear este artículo, pensé en investigar más profundamente sobre la independencia financiera. Algo me detuvo y preferí compartir con los amables lectores mis ideas propias sobre el concepto, así como los procesos para lograrlo. *

Lo importante, más que el concepto, son los resultados. Una vez establecidos, hay que convertirlos en objetivos. Cuando los cumplamos, nuestra calidad de vida mejorará y pondremos las finanzas en piloto automático. Esto nos dará más tiempo, que podremos dedicar a misiones más profundas y trascendentes, si así lo deseamos.

He trabajado muchos años en lograr esto. Sin embargo, todavía falta mucho para lograr el objetivo. Cuando lo logre,  seré capaz de dormir como bebé, vivir sin preocupaciones económicas y sin miedo, y tener una mente más clara. Así será más fácil tomar buenas decisiones ante las duras realidades de la vida.

No pretendo decir que con la independencia financiera los problemas automáticamente desaparecen. El dinero no da la felicidad, pero sí da libertad y tiempo para buscarla. También ofrece armas para enfrentar las crisis y los problemas de salud que eventualmente aparecen.

Al dejar los problemas económicos a un lado, las prioridades cambian. Es más fácil vivir sin miedo e inseguridad. Sin problemas económicos en medio, es posible enfrentar situaciones reales que requieren solución inmediata. Esto mejora la calidad de vida de manera automática.

¿Cómo se logra?

Mejorando la situación financiera. Un buen comienzo es el artículo “Finanzas personales según Alejandro” que se resume en cinco pasos:

  1. Vivir por debajo del ingreso.
  2. Eliminar las deudas.
  3. Contar con un colchón de seguridad.
  4. Ahorrar.
  5. Invertir.

Esto es solamente el comienzo. El quinto paso es esencial pero también hay que cambiar la mentalidad.

palmeras
Bajo la sombra de una palmera la vida se disfruta sin estrés.

Una vez logrado lo anterior, hay que trabajar directamente en incrementar el ingreso pasivo:

  1. Un portafolio de bonos de calidad: la tasa de interés no es muy atractiva, pero ofrece un ingreso predecible y garantizado.
  2. Acciones con buenos dividendos: si la bolsa cae, los dividendos ofrecen un ingreso en tiempos difíciles.
  3. Bienes raíces: al menos una propiedad donde vivir y otra en renta.
  4. Negocios que den dinero mientras dormimos: por ejemplo, un libro electrónico en el que por cierto no he empezado a trabajar.

Lo anterior no afecta ni al trabajo normal ni a las actividades diarias. Se trata de pasos sencillos, de bajo mantenimiento que, una vez puestos en marcha, consumen poco tiempo. En otras palabras, nuestro dinero trabaja por nosotros mientras vivimos una vida normal.

Si tenemos trabajo, estos ingresos se re-invierten. En tiempos de crisis esta será la fuente de ingreso, mientras nuestro capital permanece intacto.

Usos y ventajas

¿Qué hacer con todo ese tiempo disponible gracias a la independencia financiera? Se me ocurren por lo menos 10 ideas:

Pequeño camión
¿Tu sueño es un negocio de logística? Todo es posible gracias a la independencia financiera
  1. Trabajar: en lo que más nos gusta, sin presiones. La situación laboral mejorará, ya que sin miedo será más fácil mejorar y desarrollarse profesionalmente.
  2. Renunciar: ¿Atrapado en un trabajo que no te gusta? Gracias a la independencia financiera se puede tomar esa difícil decisión sin remordimientos.
  3. Buscar un mejor trabajo: la mejor manera de buscar trabajo es teniendo trabajo… o ingreso pasivo.
  4. Iniciar un negocio: todos tenemos grandes ideas de negocios pero nos da miedo arriesgarnos. Un colchón económico es la plataforma de lanzamiento que necesitábamos.
  5. Jubilarse: retirarse cuando uno quiera y no cuando llegue la pensión.
  6. Viajar: los viajes ilustran. Sin la preocupación de que se están por acabar las vacaciones, se disfrutan más.
  7. Dar a la caridad: usar parte del fruto de nuestras acertadas decisiones financieras para ayudar a otros.
  8. Estudiar: aprovechar el tiempo libre que nos da la independencia financiera para aprender más sobre lo que nos gusta y apasiona.
  9. Ayudar a otros: compartir nuestros conocimientos, y tiempo con gente que puede aprender algo de nosotros.
  10. No hacer nada: disfrutar de un retiro tranquilo, en compañía de la familia, sin preocupaciones ni responsabilidades.

La independencia financiera es alcanzable

Tomando decisiones inteligentes en la vida, cualquiera puede alcanzar la independencia financiera. Para algunos será más fácil gracias a una situación económica más cómoda. A otros se les hará más cómodo por haber empezado más temprano. Pero estoy convencido de que todos estamos a tiempo de cambiar el curso y conseguirlo.

Nunca es tarde. Los sacrificios del presente anuncian un futuro mejor. Es hora de arreglar los errores del pasado. Si es posible ahorrar hoy un solo peso, es posible también invertirlo. Al paso de los años, gracias a la magia del interés compuesto, ese peso se habrá multiplicado.

Conclusión

Vino en la plaza
Momentos de paz y tranquilidad, cortesía de una vida sin preocupaciones económicas.

La independencia financiera es realista y recomendable. Una vez lograda, las preocupaciones económicas y el estrés desaparecerán. Esto abrirá las puertas a la creatividad y a la imaginación. Podremos llevar a cabo los proyectos olvidados que nos llenan y nos apasionan. Aprovecharemos también nuestro valioso tiempo con las personas más importantes de la vida.

. . . Cumplí con ambos puntos. Ahora cuento con un lugar para vivir y una humilde renta que nos puede ayudar a sobrevivir en caso de emergencia. Pero no es suficiente. Ahora me doy cuenta de que hay que hacer un poco más para conseguir la independencia financiera que tanto he buscado.

Tengo un plan de acción y trabajo en ello día con día. Soy consciente de los beneficios que traerá el día que la consiga. Tengo confianza en que lo lograré. También espero que estas palabras motiven a alguien para hacer su pequeña y personal lucha. Por lo pronto, es hora de prepararse para ir a trabajar.

Nota

* Me doy cuenta de que lo que comparto no es muy diferente del artículo de Wikipedia que vinculo en el artículo. No es mala señal. Parece que ando por buen camino. El artículo en inglés da un poco más de información.

6 comentarios en “
La independencia financiera es alcanzable

  1. Excelentes consejos. Por experiencia te diré que vivir sin deudas es lo principal. Hay que prepararse para épocas de crisis y para la vejez y nunca vivir por arriba de lo que se gana. Te felicito.

  2. Mi Alex como siempre buenos artículos que nos ponen a pensar en cosas , que si bien algún día las habíamos pensado , estos gratos recordatorios nos hacen pensar de nuevo y llevar a cabo planes o inquietudes saludos

  3. Felicidades, es un buen artículo pues los consejos que contiene son muy acertados para alcanzar la independencia financiera.
    Como dice María más arriba, en la vejez es cuando más se necesita vivir libre de preocupaciones financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *